Nuestro compañero y delegado sindical de la CNT en el Instituto Municipal de Informàtica de Barcelona (IMI), desde que demandó a la empresa Alalza Soluciones, Vodafone y el Ayuntamiento de Barcelona por categoría profesional, contrato por obra y servicio en fraude de ley y cesión ilegal de trabajadores así como denunciar la precariedad en el puesto de trabajo empezó a sufrir una progresiva discriminación por parte de la empresa Alalza sirviendose para ello del coordinador del servicio de telefonia.

Las dos últimas han sobrepasado la línea:

21/08/2017 Enviar al trabajador a su casa a cambiarse por llevar pantalones cortos y una camiseta que consideró ofensiva (palabras textuales) que decía “llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones” en catalán. Cabe decir que en el edificio municipal no hay orden de no llevar pantalones cortos y mucha gente los lleva sin ningún problema, así podría estarse produciendo persecución ideológica y a la libertad individual. Además, el comité de empresa nos confirma en un comunicado (que también envía a la empresa ) que está permitido ir en pantalón corto, incluso sandalias.

22/08/2017 El coordinador se niega a que el trabajador asista a una formación de técnico (su trabajo) diciéndole textualmente que no se fían de él ni aquí ni en Madrid (sede de la empresa).

Los dos hechos se han producido con testigos delante y no en privado.

Posteriormente, advirtió a nuestro compañero que no dijese mentiras tras recibir el burofax de la empresa. Obligando a nuestro compañero a visitar al médico e indicándole la baja por presunto mobbing laboral.

Exigimos el cese inmediato de la discriminación a sindicalistas en la telefonía municipal del Ayuntamiento de Barcelona en su sede Instituto Municipal de Informática de Barcelona. No se nos puede apartar, ningunear o incomodar a los y las trabajadoras por defender nuestros derechos. Es un delito grave penado judicialmente.

Las empresas cuando topan con CNT se acaban arrepintiendo de adoptar estas actitudes. Esperemos que el Ayuntamiento y las empresas implicadas tomen medidas inmediatamente.

Se ha informado a la empresa Alalza de los atropellos a los derechos de nuestro compañero sin obtener respuesta.

Agradecemos la solidaridad recibida por otros sindicatos de nuestra organización, otras secciones sindicales del IMI y del grupo Municipalitzem.

Gracias compañeros y compañeras:

Como dice el cántico:

“Si esto no se apaña ¡caña, caña, caña! Si esto no se arregla ¡guerra, guerra, guerra! ”

Seguiremos luchando por unas condiciones dignas para todos y todas las trabajadoras de la telefonia municipal.

Basta de discriminación sindical. Condiciones dignas ya!

Sección Sindical de CNT en el Instituto Municipal de Informática de Barcelona

Seguir: